SOLICITAR PRESUPUESTO

14/09/2017

La accesibilidad llega a portales y escaleras en diciembre

Vivir en un bloque de viviendas sin accesibilidad puede convertirse en ciertos casos en una odisea diaria. Tener que sortear las escaleras y demás obstáculos que se interponen entre el residente y su hogar requiere para las personas con movilidad reducida mucho esfuerzo. Y en algunas ocasiones resulta imposible salir del edificio, llegando a recluir al vecino en su propia casa.
Por eso, los edificios construidos antes de diciembre de 2010 tienen de plazo para adaptar sus portales y escaleras hasta el 4 de diciembre de 2017. Así lo establece el Real Decreto Legislativo 1/2013 por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social.

Accesibilidad en portales y escaleras de comunidades de vecinos construidos antes de diciembre de 2010
 Trabajos de accesibilidad

Los trabajos de accesibilidad deben ser asumibles por los vecinos de la siguiente manera:

  • Por una parte, si el coste total de las obras no supera las doce mensualidades de los gastos de comunidad por vivienda, los trabajos deben ser abonados a partes iguales por todos los vecinos.
  • Por otra parte y en caso contrario, se convocaría una junta directiva y el acuerdo ha de ser aprobado por la mayoría de los propietarios. De esta manera, estarían todos obligados a pagar hasta el límite de la cuota anual de comunidad.
¿A quién afecta?

En primer lugar, la adaptación de edificios residenciales beneficia sobre a personas mayores que necesitan vivir en un entorno accesible y seguro.

En segundo lugar, también se ven afectadas personas con enfermedades o lesiones que perjudican la movilidad.

Soluciones de accesibilidad

Para eliminar las barreras arquitectónicas de estas instalaciones, Aszende propone tres soluciones que se ajustan con sus variaciones a todas las necesidades de los usuarios.

  • Silla salvaescaleras. Son sillas mecánicas que superan cualquier tipo de tramos de escaleras, tanto rectos como curvos. Se trata de instalaciones de fácil montaje que no precisa de obra por lo que el usuario ahorra en tiempo, dinero y molestias.
  • Plataforma salvaescaleras. Estos elevadores pueden ser inclinados o verticales dependiendo de la estructura y espacio disponible. Son equipos preparados para transportar sillas de ruedas y se pueden instalar en interior y exterior.
  • Ascensores de velocidad reducida. Es la mejor opción para el desplazamiento vertical en cualquier tipo de vivienda ya que se hacen prácticamente a medida del hueco existente y son de bajo consumo eléctrico.

Estos son productos que no requieren revisiones periódicas aunque es conveniente que mantengan un buen estado de conservación.

Tanto si se se debe cumplir el plazo de adecuación como si se busca una solución para una vivienda unifamiliar, puede solicitar información sobre los productos Aszende. LLama sin compromiso al 900 224 365 o pide presupuesto de forma gratuita rellenando este formulario.